viernes, 10 de febrero de 2017

Una pagina de mi libro no editado (Nuestro mundo mas próximo)



Se habían organizado, establecieron un protocolo de cómo se realizaría el desplazamiento al aeropuerto. Martin conduciría el coche de ellos. Pero no era suficiente. Hari se ofreció a llevar el suyo. Subieron al punto de partida. Quedaron estupefactos. Al ver un grupo de personas. A Fenoll le bastó un instante para calcular que allí se encontraban unas quince personas. Miro a Ester y se le encogió el corazón al contemplar su rostro… -¿Qué es esto –pregunto el pasándole el brazo por encima del hombro. Ella negó cubriéndose el rostro con las manos, llorando. –Dios mío, se han confundido, piensan que yo soy alguien algún ser especial, pero no lo soy. Eso solo lo saben ellos –dijo paseando la mirada por nuestro grupo.

-se acercó a ellos –implorándoles que regresaran a sus casas. Ella solo era una persona que le gustaba hacer el bien con todo el mundo sobre todo con las personas mayores, con los enfermos y con los más necesitados, pero solo eso. Ella no tenía ningún don especial. Fenoll observo impresionando, como seguían llegando personas y uniéndose a la concentración. Pensó en la policía local, si advertían la concentración de personas harían preguntas he incluso nos obligarían a dispersarnos. La situación es complicada –pensó implorando en silencio que ninguna patrulla nocturna de la policía hiciera su aparición.

En ese instante a ella se le acercó un anciano al que conocía bien, un buen hombre después lo hizo una joven con un niño en brazos. Todos los que estamos aquí –dijo el anciano sabemos quién eres y el bien que eres capaz de hacer. No sufras, en este caso tu destino es el nuestro y tu misión sera la nuestra.

La joven asintió, enseñándole en rombo de cristal, que en aquel momento empezó a iluminarse… -cielos –dijo Ester… Dios mío esto es increíble. La joven y el anciano retrocedieron.


Está bien –Dijo Ester. Vamos a tener que organizarnos. Es una suerte que el tiempo es bueno. Todo aquel que tenga un medio de transporte. Coche o motocicleta que lo traiga y al final organizaremos el desplazamiento. En el acto mucha gente abandonaron la concentración para aparecer a los pocos minutos con cinco coches y ocho motocicletas.

martes, 31 de enero de 2017

Reflexiones de Juan: Este mundo es un mercado


Este mundo es una locura, un mercado:
Vende el ente de la política, vende el ente de la Religión, la Banca: Todos ejercen de 
mercaderes. Todos sin exclusión pretenden vender algo. Hasta los corruptos intentan 
venderte algo y si por algún motivo tuvieran que comprarte algo te pagarían con el 
dinero que te han robado.

La publicidad… valiéndose, inundando cualquier medio audio o visual intentan 
deslumbrarte con sus ofertas. Te ofrece productos con la promesa grabadas con 
letras a fuego,  de su eficacia, productos que hacen adelgazar. Te aseguran que 
en poco tiempo te quedas con menos chichas que un guisado de alambre. 

Fármacos… productos que quitan cualquier dolor, dejándote como nuevo. ¡Con 
ilusión y ganas de retozar! Productos que evitan la caída del pelo… Aunque al 
final ocurra lo que haya de ocurrir, al margen de sus promesas. Pero ellos ya te 
han engañado… como a un bobo…. Eso si va dicho sin generalizar pero se cumple 
en una gran mayoría.

La política. Umm… Amigos esto ya es otra cosa. España va bien. El paro ha bajado, 
porque el gobierno aumento sus limosnas… Nuestro país es el que más ha crecido 
en el último año en Europa. Aunque haya aumentado el número de pobres…. 
España va bien, para los políticos, ellos están a salvo protegidos bajo el escudo de 
aforados y las leyes que ellos crearon a su medida…. Y a si vamos y a si nos va. Todos 
tiran de la cuerda. Unos tiran para arriba otros para abajo. Unos tiran para un lado y 
otros para el otro. Todos juntos, pero sin estar unidos ni revueltos. Todos tienen la 
clave para salvar lo que haya que salvar, pero nadie se moja el año… si alguien le 
quita el palito a la eñe…. ¿?.

Lo que si tienen bien claro, es que lucharan a muerte para que a fin de mes… sean 
del color que sean, reciban su nómina mensual. -¡Atención! Porque, la hija o el hijo 
diputado que menos cobra se va de los cinco mil euros al mes para arriba.
Amigos, Bien aventurados los políticos… bien aventurados sus señorías… porque 
es posible que no se ganen el pan con el sudor de su frente, o que no se ganen el 
cielo, pero con ese sueldo y los favores de Dios….. ¡Quien piensa en el cielo o en 
el infierno!.


En algún paisaje del génesis dice que todos los que tengan fe son hermanos. 
En otro lugar dice también que los que se pierdan, nunca son mencionados como 
hijos de Dios. Es posible que yo no pertenezca al grupo de los primeros. <
de cierto… de cierto os digo que mi fe es escasa>>. Ante esta situación, cualquier 
teólogo, cualquier erudito, cualquier iluminado o cualquier canta mañanas… sin 
pensárselo dos veces me ubicaría en el segundo grupo. Bueno, en este caso, yo solo
me convertiría en hijo de dios cuando fuera salvado… ¿Pero salvado de que realidad?...  
No soy consciente de andar extraviado en el sentido de lo que da a entender en ese 
pasaje. No soy consciente de ser el hijo de la ira. Tampoco soy consciente de que mi 
madre me pariera en pecado…. Doy fe de ello, porque ella fue una realidad hermosa  
en mi vida…. ¡A como lo es la madre de cualquier ser humano!…. Y no un posible 
concepto… como podría ser  un montón de preceptos que están ante esa espesa 
niebla que han querido que oculte nuestro horizonte. 

Aquí en mi más modesta opinión es que lo único que queda bien claro es que nada 
está claro. Y si está claro… si para algunos es porque a alguien que no tenga nada 
que ver con el ser supremo ni con el creador, decidió que debía ser así… 
manipulando a las masas… con doctrinas, con credos. Con conflictos y guerras 
psicológicas para que el hombre no fuera consciente de la manipulación a la que se 
hallaba y nos hallamos sometidos, mientras que el mundo sea mundo. Si el hombre 
no es mas feliz y mas libre es porque tiene miedo….  

domingo, 15 de enero de 2017

2PGN. de mi Libro sin editar: (El rescate de Sara)

2 PGN de mi libro, sin editar (El rescate de Sara).

1----

Karen no se sentiría sola, porque estaría junto a Teresa y con Loryn cuando regresara. Germán entraría en la oficina. Tú… tengo tres sitios, puedes elegir el que más te guste. Teresa podría entrar como ayudante de Erika en la cocina y ocasionalmente sirviendo en la barra.

No tenía sueño pero estaba cansado, tumbado en la cama sin quitarme la ropa. Un Tsunami de pensamientos se abatió sobre mí. El que más me atormentaba era que llevábamos más de una semana y no habíamos avanzado prácticamente nada sobre Sara. Nuestra situación económica no era muy boyante -encontrar a Sara no parece que va a suceder de inmediato –pensé-, a no ser que suceda algún milagro. Esperábamos con ansiedad el resultado de las pruebas del ADN de la exhumación del cadáver. Lo más alentador de todo eran las ofertas de trabajo que existían por parte de Berk: que después de un pequeño debate habíamos, aceptado sin ningún voto en contra.

Tenía sed me levanté, me bebí un vaso de agua, me llené otro y casi me lo acabé. Hum ¿qué me abra provocado esta sed tan terrible?. 

Oh…Dios que desesperación las tres y aun no me puedo  dormir. Abrí el cajón de la mesita donde tenía la cartera, y una pequeña radio  que siempre llevaba con migo. -Atila -me dije-. Ofrecía su trono por un caballo. Yo doy el mío por una pastilla… para poder conciliar el sueño. ¿Qué diría Atila si supiera que yo doy mi reino por algo tan diminuto como una pastilla? Posiblemente se moriría de risa… -reí, para mis adentros.

El silencio era sepulcral, en aquellos instantes era lo que más me atormentaba. Fui hacia la ventana había dejado de nevar pero el viento seguía soplando. Las fuertes rachas arrastraban la nieve formando

 2-----

Remolinos. Abrí la ventana solo un instante pensando; a ver si el viento entra, forma remolinos también con mis nefastos pensamientos y los arrastra como hace con la nieve -¡Si, que se los lleve muy lejos! Más allá del infinito.

El aire cortaba como el filo de la navaja de un barbero. Cerré la ventana, me bebí otro vaso de agua -Cielos pero que me pasa esta noche –pensé, estoy bebiendo más agua que en toda mi vida. 

Acabé de desvestirme me arropé casi hasta los ojos. No fue la solución a mi insomnio. De nuevo miles de pensamientos  revoloteaban en mi cabeza como las golondrinas alrededor del nido. Uno se sobrepuso a todos ¿Cómo estará Karen? Se habría repuesto de la crisis que había sufrido hacia unas horas ¿Dormirá bien? No creo, lo más seguro es que Teresa  la estará calmando en más de una ocasión. –Pobrecita -pensé no se acostumbra del todo ha vivir con sus demonios. Tengo que conseguir entrar ahí a ese mundo misterioso, llegar a ese lugar en  mente descubrir eso que te atormenta, pero… <

Escuche unos golpes fuertes y persistentes en la puerta acompañados de voces -¡pero qué diablos pasa ahí afuera! –pensé. Si, un momento, ya voy... ya voy. Pero cariño que te ocurre que no contestas. Lo siento es que no me podía dormir. La última vez que mire el reloj eran cerca de las cinco. Oh! que  susto nos has dado. German ha ido a que le dejen la llave de la habitación para abrir…Aquí llega. -¿Que ocurre ¿te as quedado transpuesto? Lo siento…yo.


.Unos ladrones habían asaltado un chalet y avían robado. En él solo se encontraba una señora mayor. Un coche había